Responsive Image

La evolución de la energía solar en España

En España, se estima que tenemos una media de casi 3.000 horas de sol al año, con diversas variaciones en función de la provincia debido a las condiciones climatológicas. Este hecho hizo que hace aproximadamente una década, España fuera un país pionero con mayor potencia fotovoltaica. 

Actualmente la realidad es bien distinta, ya que en los últimos años, y debido al famoso y controvertido “impuesto al sol”, la instalación de sistemas fotovoltaicos en España se vio agravado por culpa del Cargo Transitorio por Energía Autoconsumida, que era en términos coloquiales, un peaje que se cobraba a los autoconsumidores con instalaciones de más de 10kW, aunque este no hacía que el consumo personal se agravase.  

Por otro lado, lo que sí era un problema eran los trámites y la complicación de los permisos para la instalación. Se trataba de un proceso lento que pasaba necesariamente por negociaciones con compañías eléctricas y otras entidades. Esta realidad hizo que países como EEUU o China se desmarcaran, colocándose esta última como el país con mayor ritmo de puesta en marcha de instalaciones de energía fotovoltaica, aprovechando mejor que nadie los avances en esta metodología.  

¿Y ahora?   

Ahora, gracias a la supresión de la tasa solar mediante el Real Decreto RD 244/2019 de 5 de abril, uno de los primeros efectos fue el logro del abaratamiento de los costes y, en consecuencia, se reabrieron las puertas nuevamente al consumo de energía solar. 

Además, gracias a este decreto se han sentado muchas más bases para el futuro de la energía solar en España, que sumado a la reducción de costes de la energía solar en un 95% en los últimos diez años, hizo que en el año 2019 España volviera a recuperar el ritmo de 2008.  

Pero aunque todavía queda camino por recorrer, es un hecho que la energía solar fotovoltaica en España vuelve a tener un crecimiento notable y destacado, lo que nos ha hecho posicionarnos, según datos de la Agencia Internacional de la Energía, en séptimo lugar mundial, contando también con la mayor planta fotovoltaica de Europa.  

Hablemos de rentabilidad 

Como siempre cuando se habla de rentabilidad, tenemos que dejar claro que dependerá exclusivamente del tipo de instalación y del uso que se le dé, ya que las instalaciones de autoconsumo son rentables al máximo cuando se aprovecha toda la energía que están generando los paneles solares. En el caso de tener excedentes, de no almacenarse, estaríamos perdiendo la rentabilidad de nuestra instalación, por lo que es interesante contar con una batería solar, o acogerse al plan de venta de excedentes.  

solar