Responsive Image

Cómo se realiza la instalación de gas natural en edificios

Te contamos los diferentes pasos a seguir para instalar gas natural en tu comunidad de vecinos. Descubre sus precios y quien se encarga del mantenimiento de la instalación de gas en una comunidad de propietarios. 

¿Cuánto costaría la instalación de gas en tu edificio?  

El precio de la instalación de gas natural en una comunidad de vecinos no es fijo ya que depende de diferentes factores como las características del edificio, si se trata de la renovación de una instalación menos eficiente, si lo que se necesita es una instalación individual o es la instalación común en todo el edificio. 

Para la instalación de gas natural en tu comunidad de vecinos, lo primero que se hace es proceder con la Instalación Receptora Común (IRC), que supone la distribución general de gas del edificio. Para que el gas llegue a la IRC, esta se conecta, mediante una acometida, a la red gasística de la distribuidora. 

A partir de la IRC, los vecinos que opten por instalar gas natural en sus viviendas necesitarán proceder con el montaje de una Instalación Receptora Individual (IRI) que llevará el gas natural desde la IRC hasta la vivienda. 

Los integrantes de la comunidad de vecinos son quienes abonan el precio de la acometida de gas natural, que conecta la IRC con la red de la distribuidora. El precio de la acometida varía en función de la tarifa de acceso de gas, que depende del consumo que realicemos en las viviendas.  

Las instalaciones de gas natural para las comunidades de propietarios están algunas veces subvencionadas por la empresa distribuidora de gas  y, en otras, por la comunidad autónoma donde se encuentre el edificio. Esto se debe a las ventajas del gas natural en cuanto a eficiencia, contaminación y mejora de rendimiento energético frente a las instalaciones de gasóleo o el carbón. 

Cuando se procede a la sustitución de calderas y calentadores, los vecinos pueden acogerse a los diferentes “Plan Renove” de Calderas que ofrecen sus comunidades autónomas, pudiendo beneficiarse de hasta un 30% de descuento en el precio de la instalación. 

¿Qué es el canon de finca de gas natural en edificios? 

Dado que la instalación de gas natural en edificios solo puede llevarse a cabo por instaladores autorizados, el canon de finca es el importe que la distribuidora cobra a los vecinos del edificio por la IRC de gas natural. Este precio se paga durante 20 años e incluye el mantenimiento de toda la instalación hasta pasado ese tiempo. Una vez concluido el período, la instalación pasa a ser propiedad de la comunidad de vecinos.  

Generalmente, la mayoría de las distribuidoras exigen un mínimo de penetración del 50% para instalar la IRC, es decir, que al menos la mitad de los vecinos quieran instalar gas natural en su comunidad. 

¿Queréis dar el paso en vuestra comunidad? 

Si estáis pensando en dar el paso, hace una energía más sostenible, no dudes en contactar con nosotros para informarte de todo el proceso.

gas