Responsive Image

Placas solares en mi comunidad de vecinos ¿Qué debo saber?

Si sales a pasear frecuentemente habrás notado que hay un cambio en las ciudades. Cada vez son más los edificios que optan por instalar paneles solares en sus azoteas.  Es un hecho, la energía solar está de moda y el motivo es muy sencillo:  El precio de las instalaciones fotovoltaicas ha bajado considerablemente. Eso, unido a las ayudas que ofrecen las administraciones para animar al consumo de este tipo de energía, hacen de los paneles un elemento cada vez más común.  

Añadiendo alicientes, ahora queda regulado el autoconsumo compartido para impulsar una transición energética. Por tanto, este sería un gran paso para que las comunidades de vecinos puedan reducir su factura de la luz y  contribuir al uso de energía verde y renovable para la protección del medio ambiente.  

Ahora lo importante es saber, desde el momento en que uno de los vecinos de tu bloque de pisos quiere formar parte de este tipo de autoconsumo por medio de la energía solar ¿qué pasos debería seguir? ¿por dónde empezamos a negociar? ¿cómo es de rentable? ¿debería conseguir un presupuesto con el que ir a convencer al resto de vecinos? Pues vamos a verlo. 

¿Puede realizarse una instalación de placas solares en bloque de viviendas? 

El asunto es que no en todas las azoteas tienen la posibilidad de instalar placas solares, ya sea por espacio o por problemas de ubicación. El lugar ideal para una instalación con placas solares es aquel en el que los rayos del sol pueden incidir perpendicularmente el mayor tiempo posible. 

No obstante, aunque la azotea no fuera un lugar posible para esta instalación, siempre hay más opciones que debemos explorar. La ley establece 3 posibilidades diferentes a las que nos podemos acoger para llevar a cabo un autoconsumo compartido: 

  • Compartir el mismo edificio residencial, instalación de placas solares en la azotea compartida de nuestro edificio. 

  • Instalación en el edificio contiguo, en un radio de 500 m; en donde la instalación se ubicaría en el edificio vecino. 

  • Compartir 14 dígitos de la referencia catastral, en donde la instalación se colocaría, también, en un edificio vecino. 

Pero ¿cómo llegar a un acuerdo con mis vecinos para instalar placas solares? 

Este tipo de instalaciones para disfrutar de energía verde y renovable requieren que todos los vecinos que viven en el bloque estén de acuerdo en realzar el proyecto. Debemos saber que se trata de un proceso largo como todo lo que sucede entre vecinos y acuerdos, necesitaremos paciencia, por lo que intentaremos no desesperarnos por el camino. Las conversaciones previas con el vecindario son esenciales y por ello, el mejor consejo es preparar bien los argumentos y exponer bien los beneficios. Aquí puedes inspirarte para apoyar tu idea. 

Para aprobar una instalación no necesitas que todos voten a favor, basta con que un tercio de los propietarios vote a favor de colocar la instalación en la cubierta común. Aquellos vecinos que no quieran formar parte de la instalación colectiva no están obligados a participar, ni tienen porqué implicarse. Según la LPH, el acuerdo debe ir recogido en acta de Junta (extraordinaria) de Propietarios, convocada por petición del presidente o un cuarto del total de los propietarios. El voto podrá ser delegado por escrito, por lo que un dossier con las votaciones de un tercio de los vecinos adjuntado al acta valdrá para dar por aprobada la propuesta. 

Averiguaremos cuántos vecinos van a querer participar en la instalación de autoconsumo justo cuando vayamos a contactar con la empresa instaladora y pedir presupuesto. La empresa instaladora nos pedirá unos datos sobre dónde y qué características tiene el edificio. Así como el número de vecinos interesados en participar, sus consumos, número de pisos… con estos datos la empresa podrá llevar a cabo un estudio solar y previamente acudirán a visitar el edificio. Tras esto, nos presentarán un presupuesto. Nosotros podemos ayudarte con este tema ¿te animas? 

solar