Responsive Image

Placas solares: Principales diferencias entre residenciales e industriales

Si entiendes un poco del tema, sabrás que las placas solares de uso industrial son algo diferentes de las placas solares para uso en casas. Por ello, para buscar el mejor rendimiento posible, tienes que tener en cuenta dónde quieres llevar a cabo la instalación. Pues no es lo mismo hacerlo en una vivienda que en una nave. 

Lo cierto es que hay varios tipos de placas solares, dependiendo de la taxonomía que se aplica. Aquí entenderás cómo funciona cada una de ellas y por qué no conviene instalar módulos industriales para el autoconsumo residencial y viceversa. 

Las placas solares para casas 

 

El principal aspecto destacado de las placas solares de uso residencial es el más obvio, el tamaño. Estas están compuestas por 60 celdas solares, dispuestas en 6 filas de 10. La superficie de estos módulos es de 164cm x 99cm. La otra gran diferencia es la tecnología que se usa en cada una de ellas, por lo general en los hogares encontrarnos módulos monocristalinos. La tecnología determina la eficacia y el precio de los paneles. Los monocristalinos están compuestos por celdas de un solo cristal de silicio y suelen tener un color negro uniforme. 

Estos paneles solares monocristalinos son más eficaces, y tienen más capacidad de generar energía. Aunque el precio es más elevado que el de los paneles solares industriales, compensa por su calidad. 

En el caso de que tu instalación sea para uso residencial, se suelen emplear paneles solares de 12V o 24V. Los de 12V son más comunes en el caso de las instalaciones fotovoltaicas aisladas. Si el sistema está conectado a la red, lo más normal es que se instalen módulos de 24V. Esto da lugar a una potencia pico habitual de 340Wp - 375Wp.  

Otros elementos característicos de las placas solares que se instalan en casa están relacionados con la orientación e inclinación o con el modo de instalación en serie o en paralelo, etc. Pero no olvides que, esto depende de la vivienda donde se realizará la instalación. 

Las placas solares industriales 

 

Las placas solares industriales tienen que ser capaces de producir unas cantidades de energía eléctrica mucho mayores que las de uso doméstico, por eso se usan paneles solares de 72 celdas. En este caso, están dispuestas en 12 filas de 6 y miden 2m x 1m. Obviamente son mucho más pesadas que las otras.  

La tecnología empleada es la policristalina. Estos paneles solares son más baratos que los monocristalinos y aunque sean menos eficaces, son más adecuados para este uso, porque son instalaciones más grandes y suele ser necesario cambiar sus piezas con más frecuencia que en el caso de las de un domicilio. Y que su precio sea algo más reducido hace que sea más asequible y rentable para las empresas. La potencia pico, en este caso rondan los 400Wp. 

Decidirse a realizar una instalación fotovoltaica es un gran paso. Y tener claro qué tipo de instalación nos conviene lo es casi más. Por ello nosotros te damos toda la información necesaria para este tipo de decisiones. 

solar