Responsive Image

Las claves de la tarifa de discriminación horaria

El término discriminación horaria, tan de moda en los tiempos que corren, hace referencia a una modalidad de tarifa eléctrica que establece diferentes precios para el kilovatio hora consumido (kWh). Debido a esta modalidad, el precio de la luz varía dependiendo de la hora que sea, por lo que debemos de tener muy en cuenta qué utilizamos y cuándo lo hacemos si no queremos que nuestra factura de la luz se dispare.  

¿Cuáles son las franjas horarias?

Como acabamos de ver, la discriminación horaria establece distintos precios para la luz dependiendo de la hora del día que sea, pero ¿sabes cuáles son esas franjas? Se trata de tres franjas: punta, llano y valle, donde punta es la más cara y valle la más económica.  

  • Valle: Es la franja más económica y comprende las horas que van desde las 00h hasta las 08h. Además, incluye los sábados y domingos, junto con los festivos nacionales. 
  • Llano: Las horas llano tienen distintos puntos del día. Desde las 08h hasta las 10h, de las 14h a las 18h y de las 22h a las 00h.  
  • Punta: Son el punto más caro de todo el día y comprenden las franjas horarias que van desde las 10h hasta las 14h y de las 18h a las 22h. 

Estas franjas corresponden a todo el territorio español salvo Ceuta y Melilla que tienen rangos distintos para establecer las franjas llano y punta. 

Tarifas con discriminación horaria

La discriminación horaria, antes conocida como tarifa nocturna, es una tarifa eléctrica que distingue diferentes horarios de tarificación ofreciendo un precio del kWh más barato durante la noche, fines de semana y festivos, y se puede contratar tanto en mercado libre como en mercado eléctrico regulado o PVPC.  

Pero para poder contratar una de estas tarifas es necesario que la vivienda cuente con un contador eléctrico digital, es decir, un dispositivo que permita llevar a cabo la medición y el registro del consumo eléctrico cada hora del día. 

Pero ¿es posible ahorrar con estas franjas?

Ahorrar con la discriminación horaria es posible siempre y cuando dejemos el uso de electrodomésticos como la lavadora, lavavajillas o secadora a las horas valle, pero además, hay algunos trucos que podemos tener en cuenta para que nos ayude, poco a poco, a reducir el importe de nuestra factura a final de mes. Algunos de estos trucos son los siguientes:  

  • No dejar los electrodomésticos en modo espera. 
  • Sustituir las bombillas halógenas por luminaria LED, ya que su consumo es cerca de un 80% menos que las bombillas tradicionales. 
  • Ajustar la potencia eléctrica y no contratar más de la necesaria. 
  • Analizar y comparar las ofertas y descuentos que ofrecen las diferentes comercializadoras por si alguna nos resultase interesante. 

 

solar, gas