Responsive Image

Tipos de gases: ¿Cuál elegir?

Cuando hablamos de gas para nuestros domicilios, muchas veces no conocemos la diferencia entre los tipos de gas, el gas natural y los gases licuados como el propano y el butano. También es importante diferenciarlos porque algunos tienen unas ventajas que otros no tienen. Aquí podrás conocer la diferencia y los usos y características de cada uno, lo que necesitas saber para poder elegir bien. 

Aunque lo que más nos suena hoy día es el gas natural, no olvidemos que existen los gases propano y butano que tienen una fuerte posición en el mercado, y en caso de no poder poner gas natural en tu domicilio el gas licuado es una buena solución. 

Gas Natural 

El gas natural, se produce de la degradación de la materia orgánica y se hace en las reservas subterráneas que están más cerca de los depósitos de petróleo, y se distribuye a los consumidores de forma gaseosa por la red.  

Este es uno de los combustibles más utilizados en España, es uno de los gases licuados del petróleo que está formado por una mezcla donde el metano (CH4) supone más del 70% de los gases. Y como algo curioso pero importante, en su forma cruda, el gas natural no tiene olor, pero le añaden olor para poder ser detectado porque es altamente inflamable. 

Gas Propano 

Para conocer su procedencia, debemos saber que el propano es un tipo de gas que se extrae durante el proceso de refinación del petróleo crudo y el proceso del gas natural, y contiene aproximadamente un 5 % de propano. 

Vemos que, en la composición de este gas, cada molécula de propano (C3H8) contiene tres átomos de carbono y ocho de hidrógeno, se puede almacenar en su forma líquida en pequeños tanques distintos, pero su uso es más como fuente principal de energía en casas rurales o en lugares que no tienen acceso al gas natural. 

El gas propano se puede distribuir de varias formas: 

  • Gas propano envasado: se usa para consumos menores (botellas de 11 kg a 35 kg). 

  • Gas propano canalizado: se conecta mediante un depósito central del GPL. 

  • Gas propano a granel: este tipo de gas requiere instalar una cisterna de almacenaje. 

Gas Butano 

Ahora conozcamos la composición del gas butano, que corresponde a aquel combustible que posee cuatro átomos de carbono y 10 de hidrógeno (C4H10). 

Como sabemos, el butano es un gas altamente inflamable pero que, al igual que el gas natural, no posee ni olor ni color. Y también se le añade olor para ser detectado y aumentar la seguridad de su utilización. 

Por lo general, este tipo de gas se utiliza como combustible para encendedores o estufas portátiles domésticas. 

 ¿Cuál elegir? 

Si vives en una zona con acceso al gas natural, como suele ser corriente, sin duda, el gas natural será la mejor opción. Además, sus precios y ofertas lo hacen una alternativa muy asequible y segura. 

De hecho, si estás pensando en instalarlo, podemos ayudarte con ese tema. Ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de hablar contigo. 

gas